Parroquia de San Roque- Badajoz

...¡Escucha San Roque!

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Celebraciones Cursillos prematrimoniales

Cursillos prematrimoniales

E-mail Imprimir PDF

cursilloprematrimonial_marzo2012Este sábado ha tenido lugar uno de los cursillos prematrimoniales en nuestra comunidad parroquial. Una veintena de parejas han estado trabajando todo el día, de modo intensivo, para prepararse para el sacramento del matrimonio en todos los aspectos los aspectos que este paso implica.

De la mano de un matrimonio de la parroquia, y acompañados de los sacerdotes, han estado reflexionando juntos, escuchando y trabajando en grupo: durante la mañana se ha profundizado en diferentes cuestiones acerca de la antropología de la pareja, y de cómo vivir en pareja en medio del mundo en el que estamos, dejando que la vida matrimonial se impregne de los valores cristianos. También hubo un momento de la mañana dedicado a la reflexión acerca de la comunidad cristiana. El momento de la comida compartida fue un momento especial, ya que de forma distendida, se ponen encima de la mesa ilusiones, temores, expectativas comunes del paso que todos van a dar (además, claro está, de los manjares que trajeron para compartir). La tarde fue momento de reflexionar acerca de las imágenes de Dios, el amor como sacramento, y la celebración del matrimonio.

Una experiencia realmente grata, tanto para las parejas participantes, que se fueron con un buen sabor de boca, como para la comunidad parroquial, que se ve enriquecida con todo lo compartido.

Última actualización el Lunes, 05 de Marzo de 2012 22:11  

Newsflash

Durante la pasada semana vivíamos la experiencia de la semana de Reflexión y Diálogo, como viene siendo tradicional en nuestra comunidad parroquial en este tiempo pascual. Ha sido una gran oportunidad para empaparnos de una de las virtudes cristianas más necesarias en nuestro tiempo: La esperanza.

El lunes, Pedro Gómez nos guió por la ruta de las realidades que suponen motivo de esperanza desde el punto de vista de la persona: Nuestro propio ser, el encuentro con los otros, y el mundo en el que vivimos, pueden y deben ser para nosotros motivo de esperanza, si sabemos situarnos, aunque todas estas esperanzas pequeñas se afianzan en la esperanza con mayúsculas, el mismo Dios.

El martes, Inmaculada Sánchez nos abrió puertas para la esperanza en la sociedad en la que vivimos, recordándonos cómo el pasado siglo XX generó grandes motivos de esperanza, y que, a pesar de la difícil situación en la que estamos viviendo, todavía hay motivos para continuar caminando.