Parroquia de San Roque- Badajoz

...¡Escucha San Roque!

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio Celebraciones La oración cuaresmal de la semana

La oración cuaresmal de la semana

E-mail Imprimir PDF

Cuarenta días con los cuarenta últimos del barrio y del mundo es el lema que está guiando la vida de nuestra comunidad parroquial en esta cuaresma. Este lema se está haciendo muy presente en el día a día, de un modo especial, en la oración comunitaria que hay de lunes a jueves en la capilla del templo parroquial.

Las intenciones que contemplamos cada día, están haciendo posible que aparezca la vida de nuestro barrio, con los problemas que la gente está viviendo, y también con las pequeñas luces de esperanza que vamos encendiendo desde nuestra fe y nuestro compromiso cristiano.

Al mismo tiempo, la realidad de los cuarenta últimos países del mundo nos abre los horizontes, y nos ayuda a no olvidar que la Iglesia es universal, y que nuestra fe nos hace hermanos de los de cerca y también de los de lejos.

Esta cuaresma está siendo para nuestra comunidad parroquial un verdadero camino de encuentro con Jesús desde los últimos.

Última actualización el Miércoles, 28 de Marzo de 2012 09:12  

Newsflash

Desde octubre de 2010, los primeros y terceros jueves de mes, por las tardes, nos venimos reuniendo en los salones de la Parroquia de San Roque un grupo de 30 personas que pertenecemos al Centro de Promoción de la Mujer. Siempre reina un ambiente de confianza y la confidencialidad, pues “no sólo queremos ser un grupo sino que deseamos llegar a ser una comunidad donde compartamos todo”.

Con el paso del tiempo hemos ido aprendiendo a compartir sentimientos, emociones, vivencias y experiencias. Cada vez la participación es más frecuente y activa; no sólo aprendemos a escuchar, sino que estamos dispuestas a cambiar para sentirnos mejor,  no sólo en el grupo los días que nos reunimos, sino en la casa, en el barrio, participando en las actividades de la Parroquia, con la ayuda de Don Luis y Mario, y las hermanas (algunas también participan en nuestras reuniones de los jueves: Tami y Mila). Por  eso, para el grupo es importante “decir en voz alta” en el barrio, en la Parroquia… la experiencia de cada una en el grupo y lo que está aprendiendo; al mismo tiempo que se mantiene un compromiso de no hablar sobre las demás: lo que las demás hablan y hacen en las reuniones se queda en el grupo.